sábado, 3 de agosto de 2013

Como desees




Título: Como desees
Autor:  Anabel Botella
Editorial: Montena (PEJR 2013)
Páginas: 286
ISBN: 9788490430187
Formato: Tapa blanda con solapas.
Precio: 15.95 €







               


Para Emma solo puede haber algo peor que pasar un mes junto a Niko: pasar dos. En apariencia, es el chico que todas las madres querrían para sus hijas -guapo, inteligente, cinéfilo, y con sentido del humor-, pero Emma sabe que en realidad es un engreído insoportable. Además, a ella no le vale de novio... Niko es el hijo de la esposa de su padre.
A pesar de todo, este año está dispuesta a esforzarse para que las vacaciones en familia sean tranquilas y agradables: va a ser la hermana perfecta. Sin embargo, el pueblo levantino en el que veranean se verá sacudido por una serie de terribles asesinatos... a los que nadie puede escapar.

<<Anabel es una de las mejores autoras juveniles en la actualidad. Esta novela es un pequeño tesoro que seguro que te tendrá enganchado hasta el punto y final. (Blue Jeans)>>

<<Entre WhatsApps, tardes de cine, y con la muerte en los talones, siempre queda hueco para el amor. Sumérgete en Como Desees, una inquietante historia de misterio mientras le sigues la pista al escurridizo Asesino del Rosario. (Juvenil Romántica)>>



Soy gran seguidora de la página de Juvenil Romántica, y cuando vi que Anabel había ganado el premio, decidí que tenía que comprar el libro. Y bueno, el otro día lo hice por fin. No conocía de antes a esta autora, pero me alegra hacerlo ahora. Es una más que se añade a mi lista de favoritas por su manera de escribir. 
El libro me llamó la atención desde el primer momento, sin embargo, me echó para atrás la sinopsis al ver que había asesinatos de por medio. Sin embargo, al leer el libro te das cuenta de que son esos asesinatos los que le dan la vida al libro.
Me encantó Niko desde el primer momento en el que apareció, incluso llegué a odiar a Emma cuando vi que no quería pasar tiempo con él.
Cuando comienzan los asesinatos, empecé a intentar deducir quién era el asesino: pensé en Niko, Kike, Alba, José, Dani, Begoña, el carnicero, Nando... todos eran sospechosos. La primera persona que pensé que iba a ser, resultó serlo. Sin embargo, conforme iba leyendo, descarté esa idea, pues dije: imposible, y fui buscando otros culpables. ¡Es quien menos te lo esperas!
Tengo que confesar que la noche que pasé tras leer el libro no fue precisamente buena. Me metí tanto en él que acabé dentro de la piel de Emma, y estaba muerta de miedo. No sé por qué pero me parecía todo tan real que pensé "Dios mío, eso puede pasarme a mí ahora mismo", y dormí fatal. Es lo que tiene meterse de lleno en una historia, y eso es lo que Anabel ha conseguido con esta, que nos sumerjamos en ella como verdaderos protagonistas.



Autora:



- No te lo pienses. En mi cama siempre hay sitio. Yo ocupo muy poquito.

- "Mira, Yasmine, he pintado un sol maravilloso para las dos princesas de la casa". ¿Ves? Nunca es tarde para pintarlo.

- Por cierto, eres odioso.
- Lo sé, pero es parte de mi encanto.

 -Creo que me he enamorado... no, creo que me ha dado un ataque al corazón... no, creo que me he enamorado...

- ¿Con quién te vas a casar?
- Ufff, creo que los príncipes azules ya están todos cogidos y los que quedan están desteñidos y son muy sosos.

- No te preocupes. Si nadie quiere casarse contigo yo te dejaré que vivas en mi castillo, ¿vale?
- Claro que sí, preciosa. Te aseguro que no es tan importante tener novio.
- ¿De verdad?
- De verdad de la buena. Yo no me voy a casar nunca.
- Yo sí, me voy a casar con este vestido.

- Tengo que contarte algo.
- ¿Al fin te has dado cuenta de que no puedes vivir sin mí?
- Déjate de tonterías. Esto es serio.
- ¿Y que hay más serio que reconocer que soy el chico que te conviene?

- Niko y yo tenemos otros planes.
- Ah, ¿sí? No me había enterado. Tiene que ser que el tumor ya me ha afectado al cerebro, porque no recuerdo que tengamos una cita.

- ¿Me vas a besar?
- No, solo te estaba apartando el pelo de la cara.
- ¿Seguro?
- Claro, ¿nos apostamos algo?

- Hay tíos que son imbéciles. Aún no se ha dado cuenta de que llevo toda la noche tirándole los tejos.
- Igual la que no le interesa eres tú, y no te has dado cuenta todavía.

- Además, dice que no le gustan las calientabraguetas.
- ¿Lo dices por mí o por ti?
- ¿Por ti? ¡Qué va, tía! Jamás se me hubiera ocurrido pensar eso de ti.

- ¿Qué quieres?
- ¿Yo? Yo siempre quiero un final feliz. ¿Es eso lo que quieres escuchar?
- Sí, me basta con eso.

- ¿Tienes miedo?
- No.
- ¿Lo deseas?
-...
- ¡Quiero que me lo digas!
- Como desees. Lo deseo, quiero que me beses.

- ¿De qué te ríes? ¿Deduzco que tengo algo que ver con esa sonrisa?

- Si sigues por ese camino no sé si voy a poder controlarme. Te lo estoy diciendo en serio.
- Yo también.

- Dime que no me vas a dejar nunca.
- Nunca. Te lo prometo.

- Anda, sal de aquí antes de que me arrepienta.
- ¿Sí? ¿De qué te arrepentirías?
- No sé, de tener un novio tonto y no poder devolverlo porque ya ha vencido el término de garantía.

- Buenas noches.
- Si es a tu lado, siempre. Los sueños compartidos siempre son mejores.

- "Un mago nunca llega tarde, ni pronto, llega exactamente cuando se lo propone".





4/5

¿Quién será el asesino en esta historia de amor?

2 comentarios: