lunes, 28 de abril de 2014

DEBATE: Las normas están para romperlas


¿Sois conscientes de que la tentación por lo prohibido es inevitable?  Está en nuestra naturaleza, lo admitamos o no. Voy a empezar poniendo ejemplos y comentándolos, teniendo al lado la ayuda de Darly y David, mis compañeros de mesa en la asignatura de TIC (imaginaos el tiempo libre que tenemos...) Advierto de que también es una crítica.



¡Hola de nuevo! Este debate nos ha costado un poco encontrarlo, pero hablando en clase, mi amiga Darly, mi amigo David y yo lo hemos dicho a la vez. 

El debate es...

¡LAS NORMAS ESTÁN PARA ROMPERLAS!


Mi amiga Darly es ecuatoriana, con doble nacionalidad (ecuatoriana y española), y nos comenta que la Marihuana está legalizada en su país y que sin embargo, se consume muchísimo menos que en España. Aquí, estando legalmente prohibida, se consume a grandes cantidades. ¿Por qué? 

Nuestra respuesta es: la tentación de hacer lo que nos está prohibido es superior a pensar en nosotros mismos y en lo que está bien. Como no puedo decirlo con otras palabras, lo digo así, tal cual lo pienso: somos unos chulos. Nos gusta desafiar las reglas, el gobierno, a los que mandan... Nos gusta ser nuestros propios dueños y que nadie nos mande y nos diga qué hacer. Por eso hacemos todo lo que se nos prohíbe, para dejarlo claro. A lo mejor hay gente que si la droga fuese legal en España, no la habría probado jamás, pues no le llamaría la atención. Sin embargo, al ser ilegada, quieren saber qué se siente al romper las reglas. Quieren ser "rebeldes". (Quizás no todos, evidentemente, pero muchas personas sí).

Pienso que las campañas publicitarias en contra (o que prevengan) de la droga, el alcohol, el sexo, el maltrato... lo único que hacen es incitar a las personas a llevar a cabo dichas cosas, a desafiar al gobierno. Quizás estoy equivocada (bueno, los 3), y sin estas campañas o estas leyes España (o cualquier país semejante) estaría sumida en un inmerso caos, pero, ¿y si no?

David me pone el ejemplo del alcohol. Cuando somos mayores de edad y estamos llegando a la madurez adulta, el beber alcohol ya no nos parece algo tan excitante y llamativo, pues nos hemos dado cuenta que a una determinada edad beber es algo común, y somos hasta conscientes de la cantidad que debemos tomar (bueno, no todo el mundo). Sin embargo, mientras que somos menores de edad y se nos tiene prohibido probar una sola gota de alcohol, nos llama demasiado (bueno, aquí hay una a la que no... ejem, ejem, de los otros no hablo). 


En clase, muchas veces, el profesor se impone y nos obliga callarnos a todos (a lo mejor ni estamos hablando...) y lo que hacemos es seguir hablando o incluso alzar el tono de voz. Ole, que rebeldes que somos, ¿no? Sin embargo, hay veces que el profesor entra en clase y nos deja tiempo libre para hacer actividades o estudiar sin mandar silencio ni una sola vez, y esto hace que la clase se suma en un silencio tan grande que se escucha el alatear de las moscas... Sí, la tentación de nuevo.
Cuando nuestros padres nos castigan sin salir por sacar malas notas o por cualquier cosa, nos entran más ganas de quedar y salir a la calle, aunque a lo mejor ese día no teníamos pensado salir de casa... Pero queremos desafiarles y darles a entender que nadie manda en nosotros, que somos nuestros dueños y nosotros tomamos las decisiones.

¿Por qué tenemos esa necesidad de romper las normas y hacernos notar? 

La verdad, pienso que si muchas de las normas o leyes que existen hoy en día se anulasen, los adolescentes (y adultos, niños...) nos relajaríamos y dejaríamos de desafiar a la autoridad. Veríamos que no se le da importancia a ciertas cosas, por lo tanto nosotros tampoco se la daríamos, ¿no? 

En fin, es mi opinión. 

¡Las reglas están para romperlas! Y mientras que existan, seguiremos haciéndolo.




¿Qué opináis vosotros? ¿También las rompéis?

2 comentarios:

  1. ¿No me jodas que los huevos kinders están prohibidos en USA? JAJAJAJA OH DIOS.
    Yo creo que en nuestra adolescencia tenemos una edad para probar muuuuuuuuuuuchas cosas, que ya de mayores ni se nos pasa por la cabeza. (No te estoy diciendo que cojas y pruebes la droga xD) Pero no sé...

    Un beso^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SÍ JAJAJA TENGO QUE BUSCAR POR QUÉ.
      Te entiendo, somos muy curiosos...
      Besos!

      Eliminar