martes, 6 de enero de 2015

Respira






Título: Respira
Saga: Sea Breeze #1
Autor: Abbi Glines
Editorial: Kiwi
Páginas: 295
ISBN: 978-84-942-3633-4
Formato: Tapa blanda con solapas
Precio: 17,90









Se suponía que debía ser un trabajo de verano, no un amor veraniego.

Simplemente una forma rápida para que la joven de diecisiete años, Sadie, gane algo de dinero con el que ayudar a su incapaz -y muy embarazada- madre. Sadie aprende de primera mano que trabajar como sirvienta doméstica es muy duro, especialmente si la casa pertenece a nada menos que Jax Stone, la estrella de rock adolescente más atractiva del mundo. Las órdenes que Sadie recibe son muy simples: no tienen que verla ni oírla. Pero ni si quiera Sadie puede volverse invisible cuando Jax Stone la ve vistiendo su uniforme de doncella.
Jax Stone puede tener a cualquier chica, pero una simple mirada a la suave y nerviosa sonrisa de Sadie bastará para que sea hombre muerto. Aunque siente una conexión instantánea con Sadie, Jax sabe que nunca saldrá bien. En la vorágine de su mundo, las relaciones no significan nada más allá de acabar con el corazón roto, y Sadie merece mucho más que eso. Mucho más. Jax tiene que luchar contra la atracción, manteniendo las distancias con Sadie y sus grandes ojos azules, su largo pelo rubio, sus bronceadas piernas...
Vaya, que no se lo está poniendo nada fácil.
¿Pero a quién quiere engañar? Ni si quiera una estrella de rock puede lograr lo imposible.

Prepárate para una tórrida aventura de verano de la mano autora Bestseller de New York Times y sensación de internet, Abbi Glines.






La verdad es que quise leer este libro desde que lo vi en la librería. Abbi Glines es una autora que me gusta mucho tras leer "El chico malo" y "Si fueras mío". Y bueno, ahora este libro.

Sinceramente, esperaba otro tipo de historia. Me esperaba al típico chico malo que se fija en la rubia tímida, que además trabaja para él. Cuán equivocada estaba. Jax es adorable, de principio a fin. (Sí es cierto que sigo prefiriendo a los chicos malos, antes que tan buenazos, pero es inevitable que guste un tipo así)
Sadie White es una adolescente que carga con demasiado peso sobre sus hombros: una madre despreocupada, y además embarazada. Si quiere comer y seguir viviendo en su casa, tiene que ganar dinero. Y su madre no está por la labor (ni en condiciones) de hacerlo. Así que es ella la que tiene que encargarse de todo. Y cuál es su sorpresa cuando se percata de que trabaja de sirvienta nada más y nada menos que para Jax Stone, la estrella de rock de moda. Y ambos, con una sola mirada, se atraen.

Sadie sabe que aunque los esfuerzos de Marcus por estar cerca de ella son sinceros, no siente por él lo mismo que cuando ve a Jax cerca. Y Jax sabe perfectamente que por mucho que intente alejarse de ella, no puede evitar lo que siente. Pero es que es tan complicado...

Todos los personajes de este libro me han gustado, excepto Jessica. No sé qué clase de madre es. Y claro que Sadie la quiere, es su madre, pero yo ya la habría hecho espabilar. Jax es un chico increíble, nada que ver con otros tipos. Me ha recordado algo a Maxon, de "La Selección". Sadie es una tía guapa que no se lo tiene creído, y también me ha gustado mucho. Marcus, en parte, me ha dado pena, me cae bien. 

Creo que no tengo mucho que comentar acerca de este libro. El final en sí no me ha acabado de convencer. Esperaba un poco más. Más explicaciones, más detalles, más escenas de qué pasa. Creo que queda demasiado abierto, y eso es lo único que no me ha gustado del libro. Por el resto, está genial.

Creo que la autora va a hacer una saga de esta historia, pero con protagonistas diferentes en cada libro. Y que yo sepa, solo está éste publicado. Si alguien tiene algo más de información, agradeceré que lo comente.

En resumen: Es un libro que me ha gustado muchísimo. Abbi Glines me gusta cada vez más.


Autora:


Web autora: CLICK AQUÍ


- Ignora su mirada. Eres un placer para la vista, no puedo culparle, pero si quieres mantener el puesto, intenta parecer invisible.

- Nunca me habían dicho algo bueno sobre mi extraña personalidad.
- Yo no diría que eres extraña... más bien refrescantemente única.
- Gracias. <<Refrescantemente única>> suena mucho más atractivo.

- ¿Realmente lo piensas, no?
- ¿Pensar qué?
- Piensas que las otras chicas de aquí son más guapas que tú.
- No estoy ciega.
- O estás ciega, o no tienes un espejo en casa.

- Eres todo lo que siempre he escrito en mis canciones y que nunca podré tener.

- No te merezco, pero tengo suerte de que no te des cuenta de ello.

- ¿Podrías ponerte en modo chico-guapo e ir por allí a distraer al escuadrón OhDiosMío?






4,5/5

Muy bueno.
Te quita el aliento.

2 comentarios:

  1. Creo que ya sé cual será una de mis siguientes lecturas. Parece una historia interesante y es el tipo que me gusta, aunque como tú, aunque parezca un cliché, prefiero a los chicos malos que a los buenazos.

    Besos!

    ResponderEliminar