miércoles, 7 de enero de 2015

Tengo un secreto: El diario de Meri


Título: Tengo un secreto: El diario de Meri
Saga: El Club de los Incomprendidos #4
Autor: Blue Jeans
Editorial: Planeta
Páginas: 293
ISBN: 978-84-081-3349-0
Formato: Tapa blanda con solapas
Precio: 17,90









Necesito soluciones. Respuestas. Deshacer el puzle y volverlo a hacer, colocando bien las piezas. Necesito una canción con estribillo alegre y una película que tenga un bonito final. Necesito ser feliz de una vez por todas.

Septiembre arranca con fuerza para Los Incomprendidos. Después de lo ocurrido en aquella fatídica estación de metro, deberán volver al instituto para prepararse para los exámenes de selectividad. Valeria, Raúl, Meri, bruno, Ester, Alba y Paloma comienzan el nuevo curso con muchas ganas, pero el pasado amenaza con jugarles una mala pasada: ¿qué pasó aquella tarde que sigue marcando tan profundamente su día a día?, ¿qué secreto le oculta Valeria a Raúl?, ¿qué le deparará el futuro a Bruno, Alba y Ester?, ¿qué personaje se replanteará su vida al conocer a alguien muy especial? El final del Club de Los Incomprendidos resolverá todas tus dudas.

Con TENGO UN SECRETO: EL DIARIO DE MERI se cierra la serie juvenil romántica más leída de los últimos tiempos. Unos Incomprendidos que ya forman parte de todos y con los que nunca volverás a estar solo.





Esta reseña no va a ser demasiado larga, pues no sé qué decir sin hacer ningún spoiler del libro.

La última parte de esta saga, a diferencia del resto, no está narrada en tercera persona, sino en primera. Meri es nuestra protagonista, y es la que nos presenta la historia desde sus ojos. Vuelve a escribir en su blog, pues hay un gran dilema en su vida que la tiene preocupada. 

Ese problema dará paso a toda la historia que viene por delante en este libro. Por supuesto, siguen estando nuestros incomprendidos: Valeria y Raúl, Ester y Bruno. Y aunque no está Eli, aparecen nuevos personajes, como Laura (la que sinceramente no me cae bien). Y bueno, cada uno tiene sus problemas, que nos mantienen en ascuas durante todo el libro. A mí, sobre todo, Valeria.

Sinceramente se ha echado de menos a Eli en este libro. Y yo, por encima de todos, a César. Sigo diciendo que es el personaje que más me gustaba de todo el libro, y me habría encantado que Valeria se hubiese quedado con él, ya que Raúl no me llegaba a convencer del todo. Aquí estoy yo para hacer el TEAM César

Este desenlace nos va resolviendo algunas dudas que quedaron abiertas en el otro libro. Ya decía yo que no podía acabar así el tercero (pensaba que era el último). Y menos mal que ahora se me ha quedado todo claro.

SPOILERS A PARTIR DE AQUÍ:

El epílogo lo necesitaba. Me quedé con la boca abierta cuando en "¿Puedo soñar contigo?" pasaba todo eso con Eli. En el último capítulo no quedaba claro quién moría: ¿Eli o Valeria? Pero luego en el epílogo se nos dejaba ver que ambas habían sobrevivido, y todo seguía tan normal. Hasta que en el final, Eli se monta en un avión y conoce a una chica llamada "Alicia", que tiene unos muñecos que se llaman como sus amigos. Este final sí que fue desconcertante. ¿Qué significaba? Bien, pues en esta última parte de la saga se nos explica. Raúl hace un corto, que casualmente es esa escena, en homenaje a Eli.

Fue ella la que murió en las vías. Y ese final, es el corto que hace Raúl. Yo me he quedado con la boca abierta, lo juro.

FIN DE LOS SPOILERS.
Blue Jeans me ha dejado sorprendida con los dos finales de sus dos sagas. Sabe perfectamente cómo girar los acontecimientos para acabar de una manera que no te lo esperes. Son finales increíbles que te dejan con cara de tonta por no haber sido capaz de imaginarlo. Sinceramente, me gusta mucho eso. Es un autor increíble y estoy deseando leer más libros suyos. Ojalá pronto.


Autor:

Web autor: CLICK AQUÍ


- Ni los besos saben igual de un mes para otro.

- ¿En qué tómbola le han dado el carnet de conductor de trenes a este maquinista?

- Tenemos una cafetería en la que se come decentemente. Pero no pidas tostadas con mantequilla.
- ¿Por qué?
- Las tarrinas que te ponen son tan pequeñas que no te dan ni para la mitad del pan.
- Mañana me traeré el Tulipán de casa.

- No estaremos yendo a un motel.
- ¡No! ¡Por supuesto que no!
- Qué pena. Me había hecho ilusiones.

- ¿No dicen que el amor es ciego? Tal vez los ciegos somos nosotros y le echamos la culpa al amor.







4/5

Un final impresionante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario