martes, 16 de junio de 2015

After: Almas perdidas




Título After: Almas perdidas
Saga: After #3
Autor: Anna Todd
Editorial: Planeta
Páginas: 783
ISBN: 978-84-081-3567-8
Formato: Tapa blanda con solapas
Precio: 17,90








 TESSA Y HARDIN.

DOS ALMAS GEMELAS
QUE SE ALEJAN CADA VEZ MÁS.

EN MIL PEDAZOS

¿ES SUFICIENTE EL AMOR PARA SEGUIR JUNTOS?

1.000 millones de impactos
11 millones de "me gusta"
5 millones de comentarios

UNA HISTORIA QUE NADIE QUIERE QUE ACABE Y TODO EL MUNDO QUIERE VIVIR




AVISO: ESTA RESEÑA ESTÁ LLENA DE SPOILERS DEL LIBRO.  (No podía resistirme a hacerlos con este libro)

  ¡LO SABÍA! No sé por qué, pero hacía mucho tiempo que tenía la impresión de que Christian Vance tenía que ver con Hardin mucho más. Y sí, así es: es su padre. ¡Su padre! Me muero por saber qué va a pasar ahora que se lo han contado. Menudo giro de la historia.
Para esta tercera parte tengo críticas tanto buenas como malas.

Hay muchísima gente que está en contra de esta saga porque dicen que es machista, que Hardin es un enfermo mental. Y, bien, no voy a negarlo, pero tampoco a afirmarlo del todo. Veis lo machista que hay en este libro y movéis cielo y tierra quejándoos, pero... ¿No veis que muchísimas relaciones de la vida real son así? Con un novio celoso a más no poder, posesivo, que te trate como a un objeto, que decida por ti... Y, perdonad que os diga, a todos/as los que os estáis quejando... No os veo mover ni un puñetero dedo por la gente real que sufre esto a diario. Sinceramente, es increíble. En fin, a lo que iba.

Sí, After es un libro machista. Hardin, desde el principio, es un chico controlador, celoso, obsesivo... Y se le van las cosas de las manos. Me he pasado medio libro odiándolo, lo juro. No llegaba a comprender por qué actuaba como lo hacía, porque llega un punto en el que es extremista a no poder. Y lo peor es que Tessa se lo permite. Al menos en este libro ya está más espabilada y muchas veces le planta cara. Así se hace. A pesar del trastorno mental que tiene Hardin, va cambiando poco a poco. Apenas se aprecia pues lo hará quizás una vez cada 200 páginas. Pero Tessa es buena para él, y está haciendo que este chico poco a poco abandone toda la desconfianza que tiene en su cuerpo y empiece a abrir los ojos. Espero que en el cuarto libro ya no sea tan...así. Si no que haya aprendido que tiene que confiar en ella. Y bueno, Tessa también tiene que aprender muchas cosas.

Me ha puesto de los nervios durante la primera mitad del libro la insistencia de Hardin porque Tessa no se mudase a Seattle y que la dejase sin apartamento. Y también me ha enervado ella convenciéndolo para que se vaya. Ninguno de los dos iban a ceder y era un tira y afloja continuo muy desesperante. 

Zed... No sé si me cae bien o no, la verdad. Me gusta, sí, ya hemos visto que es bueno, pero no me gusta que se entrometa por medio de la relación a caso hecho. Aunque ha habido momentos en los que deseaba que Tessa lo eligiese a él.  También ha habido una escena en la que pensaba que Landon y ella iban a besarse, y me habría gustado verlo. Hay veces en las que pienso que la cuarta parte del libro va a terminar separando a Hardin y Tessa por esta relación tóxica que tienen y va a juntar a Landon y a ella, más después de haber cortado con su novia. Pero quito esa posibilidad porque sé que si no el fandom estaría echando humo ahora mismo. Pero, sinceramente... No sé si me gustaría o no. Sería una buena lección: las relaciones tóxicas, prohibitivas, enfermas... terminan, por mucho que quieras a la otra persona, y acabas quedándote con quien ha estado ahí para ti de verdad. Pero también me encanta Hardin, y que no terminase con él después de todo lo que han superado sería un golpe duro. No sé, la verdad.
Y bueno, Steph... ¿Qué decir de ella? Es una zorra y no me esperaba eso de ella. Para nada, lo juro. Es lo último que me habría esperado de la pelirroja. Que casi violen a Tessa para grabarla por venganza y celos... Menuda desgraciada, de verdad que yo también pensaba que era su amiga de verdad. Increíble, lo juro, mi cara era impresionante cuando me di cuenta.

Este libro ha traído muchísimas sorpresas, y me encanta. Lo he devorado en nada. A pesar de lo desagradable que es la mayor parte del tiempo la relación de los dos protagonistas, el libro es increíble. Me muero por leer la cuarta parte y ver cómo termina todo, de verdad.



Autora:




- Lo pillo, tío, estás cabreado con el mundo. Yo también lo estaba. Qué coño, aún lo estoy. Pero cuando encuentras a alguien que está dispuesto a aguantar tus mierdas, ya no hace falta seguir enfadado.

- Es una mala puta que no tiene otra cosa que hacer que recordar los tiempos en los que la reventaba a polvos.

- ¿Intentando conseguir el bronceado perfecto?
- ¿O ensayando para representar el papel de un espectro?

- Existe una gran diferencia entre no ser capaz de vivir sin alguien y amarlo.

- Estás roto, Hardin, y yo no puedo arreglarte.

- Tu problema es que lees demasiadas novelas y te olvidas de que no son más que puta ficción. No existen los Darcy, solo los Wickham y los Alec d'Urberville, así que espabila y deja de esperar que sea una especie de héroe literario, ¡porque eso no va a pasar, joder!

- Ese día finalmente verá que no es un villano. Se esfuerza mucho en serlo, pero en el fondo realmente es un héroe. Me salvó de mí misma.

- ¿Los dos vivís aquí, en Seattle?
- Yo no.
- Mmm..., y ¿dónde vives?
- No en Seattle.

Somos la pura pasión personificada, demonio y ángel, y nunca he estado tan jodidamente enamorado de ella.

- ¿Qué demonios ha pasado aquí?
- Si te refieres a qué ha pasado porque hemos limpiado...
- ¿Dónde está mi mierda? ¿Os he pedido a alguno de los dos que toquéis mi mierda?






4/5

Lleno de sorpresas

No hay comentarios:

Publicar un comentario