miércoles, 30 de septiembre de 2015

Shadows



Título: Shadows (Saga Lux Precuela)
Autor: Jennifer L. Armentrout
Editorial: Plataforma NEO
Páginas: 243
ISBN: 978-84-16429-53-0
Formato: Tapa blanda con solapas
Precio: 14.90€












La apasionante precuela de la saga que ha cautivado a millones de lectores en todo el mundo.

Dawson Black nunca hubiera imaginado lo que pasaría con Bethany Williams. Para los Luxen, una forma de vida alienígena que vive en la Tierra, las humanas son... bueno, una diversión. Los Luxen tienen que mantener en secreto su verdadera identidad, así que enamorarse de una chica sería insensato. Peligroso. Tentador. Inevitable. 

Bethany no puede evitar la conexión inmediata que surge entre ella y Dawson. Y aunque para ella los chicos son una complicación, no logra mantenerse alejada de él. Cada vez que se miran a los ojos, se siente atraída. Cautivada. Atrapada. Querida.

Dawson guarda un secreto que cambiará la existencia de Bethany... y pondrá su vida en peligro. Pero ni si quiera él puede dejar de arriesgarlo todo por una chica humana. O por un destino tan inevitable como el propio amor.



    No supe que iba a existir este libro hasta que Plataforma Neo dijo que lo iba a publicar. ¡Y menuda noticia! Adoro esta saga, así que un libro más a la colección me ha hecho muy feliz. Lo compré sin ni si quiera leer la sinopsis, por lo que cuando llegó a casa pensaba que era una pequeña continuación de la historia de KatyDaemon. Me decepcioné un poquito al ver que no era así, pero por otro lado me ha hecho muchísima ilusión conocer más a fondo a Dawson.

   En esta precuela, se cuenta la historia del gemelo de nuestro sexy alienígena: Dawson, que en los anteriores libros lo conocimos como el hermano desaparecido, secuestrado por el Departamento de Defensa junto a Bethany para experimentar con ellos. Ahora conocemos el motivo que se explica en la saga principal, pero más a fondo. 

  Dawson llevaba una vida todo lo normal que se puede siendo un extraterrestre en nuestro mundo junto a sus hermanos y amigos. Pero cuando Bethany entra en clase por primera vez y sus miradas se cruzan... Todo su mundo cambia y el de ella también. ¿Amor a primera vista? Puede. Ellos solo saben que quieren estar juntos, conocerse, besarse... Pero tienen muchísimos inconvenientes. Para empezar, el Departamento de Defensa no va a permitir que una humana esté al tanto de la existencia de los Luxen, los ancianos querrán impedir que Dawson esté con ella, pues necesitan que se reproduzca con otra Luxen, sus hermanos y amigos no quieren a esa humana cerca, pues saben que los pondrá en peligro... Aún así, Dawson y Bethany lucharán por estar juntos, sin importar las consecuencias, que todos sabemos ya cuales fueron.

  Me ha encantado leer su historia desde el principio, pues ambos personajes me han caído ahora mucho mejor. Bethany no me agradaba especialmente en la saga principal, pero ahora sí que me gusta. A Dawson no terminaba de calarlo, me era muy difícil llegar a conocerlo, y ahora lo hago.  Por otro lado, a Daemon lo conocemos a la perfección por los anteriores cinco libros. Sin embargo, en esta saga, al suceder todo antes de Obsidian, conocemos a un Daemon más frío y antipático de lo habitual. Es un completo desconocido. 

  Este libro ha sido una gran forma de conocer a todos los personajes mejor, y desde distintas perspectivas. Hemos visto como eran Dawson y Bethany antes de que todo sucediese, y cómo era Daemon antes de que Katy irrumpiera en su vida. Ash y Andrew siguen siendo igual de insoportables, mientras que Dee y Adam son simpáticos, como siempre.

  De nuevo, me he quedado con ganas de más, esta saga es increíble.


Autora:





- El azúcar se derrite.
- Sí, y la mierda flota.

- ¿Cómo lo has sabido? La mayoría de la gente no es capaz de distinguirnos.
- Por tu sonrisa. O sea, el otro no ha sonreído en absoluto, ni una vez en toda la clase.
- Sí, le preocupa que le salgan arrugas prematuras por sonreír.
- ¿Y a ti no te preocupa?
- Ah, no, tengo planeado envejecer muy dignamente.

- Estaba fuera, y parecía que tuviera un espectáculo de luces en tu habitación. Daemon dijo que probablemente te estuvieras mastur...
- Ah, no, por favor, no termines esa frase. Ni se te ocurra terminar esa frase.

- ¿Acabas de... fregar las cosas? El mundo se va a terminar. Y yo sigo siendo vir...
- ¡No!
- Dios, no termines ea frase. De hecho, no la cambies siquiera. Gracias.

- Tranquilo, tío. Lo único que digo es que hoy tu hermano quiso ponerse en plan Chuck Norris con mi culo por una chica humana.
- ¿Tengo que recordarte que tú fundiste una pelota de tenis con la mano?
- ¿Eso es cierto, Andrew?
- Tan solo era una pelota de tenis.
- Esperad. ¿Todo esto es por una pelota de tenis?
- No.
- Sí.
- Me estáis dando dolor de cabeza.

-  ¿Sueles tener a muchos chicos en tu habitación?
- Ah, sí, a todas horas. Esta habitación parece una estación de tren.

- Seguro que tú has estado en muchas, muchísimas habitaciones de chicas. Venga ya, con el aspecto que tienes habrá un montón de chicas esperando para llevarte a sus casas.
- ¿Y qué? Estoy aquí contigo, ¿no?

- Bethany y yo nos estábamos enrollando y entonces pasó algo que nunca me había pasado.
- Puaj, si esto tiene que ver con alguna clase de eyacul...
- Dios mío, cállate y escúchame, ¿vale?

- Entonces, supongo que eso es algo bueno. Una relación entre nosotros jamás habría funcionado.
- ¿Y eso por qué?
- Porque soy alérgica a los gilipollas.





 


4/ 5

Una precuela muy interesante

No hay comentarios:

Publicar un comentario